Image Image Image Image Image Image Image Image Image
vgcanito

By

03/17/2013

VIVIR, para empezar a vivir

03/17/2013 | By | No Comments

“Vendemos nuestra casa y todo lo que hay en ella” La familia Works ha dado un gran paso que muchos pueden considerar arriesgado: aceptar que su vida no les hace felices. Por ello optaron por desprenderse de todo aquello que no les llenaba y reunir el valor para embarcarse en una aventura que enriqueciera su historia y les ayudara a construir su propio sueño americano.

Su desprendimiento incluía una casa de ensueño a las afueras, vcialis 40mg una televisión de 72 pulgadas y su correspondiente sistema home theater. También vendieron dos tercios de su ropa, sus muebles y hasta juguetes de sus hijos. El sueño americano parecía no convencerles una vez hecho realidad. Estar en la cresta de al ola no les hacía más felices por lo que llegaron a la conclusión de que tal vez ese no fuera su sueño.

Por tanto, en febrero del año pasado decidieron construir su propio camino, plantearse sus propias metas. El dinero recolectado con las ventas de prácticamente todas sus pertenencias fue invertido en una caravana. Su proyecto: recorrer el país en ella con lo mínimo. Huir del trabajo, las facturas, el consumo exacerbado y la vida sedentaria; para reencontrarse con la naturaleza y enriquecerse de la variedad que ofrece su país. Partieron en busca de nuevos horizontes, culturas y sabores. Su ruta la trazan los distintos parques nacionales del país (400 en total) y ya llevan 41 estados recorridos, acercándose por tanto a su meta.

Jessa y Joshua Works ha elegido el mundo como aula de aprendizaje. Son artífices de su rutina y disfrutan de la misma tomando decisiones más simples, con consecuencias más directas. Experimentan a diario un acercamiento con el entorno y la naturaleza difícil de lograr siguiendo la senda que dicta la vida contemporánea. Documentan su viaje en Twitter (@worksology & @jessaworks) e Instagram (#postofficeportrait & #lighthouseportrait) con historias, fotos, anécdotas, mapas y demás información acerca de las distinta culturas que se van encontrando. Ponen especial atención a las tradiciones culinarias, recreativas y artísticas que ofrece el país. El tiempo que invierten en cada lugar viene dictado por la curiosidad que les provoca. Cuando sienten haberse nutrido suficiente de un lugar, recogen y marchan en búsqueda de su próximo destino.

El trabajo no lo han dejado del todo de lado, pero ya no cumplen con las 50 horas semanales. Disponen de un ordenador e Internet ocasional para plasmar su inspiración en el trabajo y poder mantener su nuevo estilo de vida. Evidentemente, la exigencia laboral es menor ya que viviendo con menos, menos necesitan. Vivir con menos incluye en su proyecto provocar una menor huella de carbono, por lo que se benefician de energía natural y consumen únicamente productos locales. Sus pasos son lentos, pero les alejan radicalmente de las prisas y los excesos de la vida moderna.

Este año planean descubrir la costa oeste y finiquitar su aventura en Canada; siempre fieles a su manifesto el cual incluye entre otras motivaciones y deseos, “vivir mientras sean jóvenes y joviales vivir siempre”, además de fomentar en sus hijos una visión del mundo más comprometida: consumiendo y conservando menos y mejores cosas. A lo largo del camino reconocen que los retos han sido constantes y desafiantes, pero que este cambio fundamental y poco convencional les ha mentalizado para la superación de momentos difíciles. También dicen sentirse reconfortados al comprobar a su paso que no son los únicos en busca de sentido. Muchos han emprendido aventuras similares, algunos también en caravanas, y la mayoría describen su decisión de escapar de la rutina como todo un éxito.

Share

Submit a Comment