Image Image Image Image Image Image Image Image Image
JM Morales

By

05/06/2014

¿Quieres ser feliz? Prueba a vivir sin dinero

05/06/2014 | By |

¿Y si el dinero no importase?

El dinero no da la felicidad, decease o eso dicen. Pero como decía Woody Allen la sensación es tan parecida que cuesta mucho diferenciarla. Vivimos en una sociedad que utiliza frases de este tipo pero luego las acciones dicen lo contrario. Os propongo un juego. Piensa en la frase al revés: para ser feliz, no necesitas dinero.

Para-ser-feliz,-no-necesitas-dinero

Comencemos como todo, madrugando. Te despiertas una mañana. Son las siete, o no. No necesitas dinero, ¿cuántos de vosotros madrugaríais si no fuese para ir a trabajar? Lo confieso, yo lo haría. Una noche tiene cierta magia, pero una mañana tiene una frescura y una fuerza que con la ayuda de un café es fácil de disfrutar. No necesitas dinero, por tanto, no necesitas trabajar. Trabajo, horrible palabra. Desaparecería.

Es más, al no existir la necesidad de realizar una labor para ser recompensados cada uno dedicaría su tiempo a lo que más le gustase. La palabra trabajo sería sustituida por hobbie, afición…Viajar, escribir, perderse en alguna conversación. ¿Quién se atreve a decir que no?

Trabajo,-horrible-palabra.

El pan lo elaboraría quien le gustase hornear, frutas y verduras cosechadas por labradores por vocación, y así todo: repetimos, cada uno haría lo que le gusta, ¿utópico verdad? Pero bueno, sigamos ¿cómo conseguirías ese pan?

Yo gano, tú pierdes. Suena mal hasta escrito, y si es al revés que ni nos lo mencionen. Desde pequeños aprendemos que eso de perder no es algo agradable y buscamos ciertos eufemismos para hacerlo más llevadero. Quien no dijo: lo importante es participar… Aún si el dinero no existiese, nadie da por amor al arte. Yo gano, tú ganas. Más o menos, pero todos ganamos. Sin dinero, ¿cómo hacemos esto para conseguir ese pan?

Tú, avispado lector, que llevas un rato como yo dándole vueltas a esto sabes que existe una manera. Y esa manera se llama trueque, intercambio. La solución a nuestros problemas, ya tenemos un mundo utópico perfecto. ¿Dónde hay que firmar?

Tenemos claro que mucho tendría que cambiar el mundo en el que vivimos para llegar siquiera a acercarnos a algo así. O quizás no, todo depende de uno mismo. Como todo. ¿Te animas a acercar esa utopía? ¿Coreamos todos juntos un “no hay huevos”?

Obsso te ayuda, comenzando por el final: trueque, intercambio. Hacer lo que realmente te gusta ya depende de ti. Ya lo decía Allan Watts ¿Hay huevos?

Share

Comments